sábado, 12 de julio de 2014

Sociología. Pensamiento de Emili Durkheim

Emili Durkheim, se reconoce como heredero de la tradición sociológica francesa. Sus raíces sociológicas están en Saint Simón y Augusto Comte, ambos pensadores serán los fundadores de la sociología positiva, con status científico con leyes sociológicas propias, así como  existen leyes físicas que regulan los fenómenos físicos o químicos, también va a ver leyes que regulan el funcionamiento de la sociedad.
Durkheim va a hacer una separación entre sociedad e individuo, ubicándose del lado de la sociedad y la concibe como una realidad sui generis, es decir como un todo que se compone de diferentes partes, siendo el todo mucho más que cada una de las partes, que serían cada uno de los individuos.
Toda sociedad se compone de individuos que interactúan y al juntarse forman una realidad sui generis. Todas estas partes individuales van a formar una metáfora organicista como la de una célula. Una célula tiene diferentes partes núcleo, membrana, etc, todas estas partes o elementos componen un todo orgánico. Por ejemplo, en una cancha de fútbol hay miles de simpatizantes particulares. Durkheim dirá que este sería un caso de efervescencia colectiva. Los individuos al agruparse en este colectivo generan de alguna manera un comportamiento colectivo al comportamiento individual de cada una de esas personas. No es lo mismo un hincha de fútbol sentado frente a un televisor que miles de hinchas alentando en una cancha, generan una pasión social.
En la efervescencia colectiva hay un  estado social de comunión entre todos los individuos, que parten de un sentimiento colectivo. Este sentimiento, esta pasión se despierta cuando los individuos se agrupan en sociedad.
Para Durkheim el todo es más que la simple sumatoria de sus partes individuales.
Durkheim se caracterizó por cambiar la historia de la sociología. Sus obras más importantes fueron la división del trabajo social, reglas del método sociológico y el suicidio.
En el trabajo del libro sobre las reglas del método sociológico presenta el concepto de hecho social, que va a ser el objeto de estudio de la sociología. Los hechos sociales va a ser formas de obrar, de pensar y de sentir, exteriores al individuo, dotado de un poder coercitivo e imperativo, que se impone a los hombres en contra de su voluntad.
Los hechos sociales tienen su sustrato, sus raíces en la sociedad y tiene como característica la exterioridad de los hechos individuales y le sirve a Durkheim para diferenciarlos de los fenómenos psíquicos, a diferencia de los hechos sociales que son como costumbres o creencias en la sociedad que influencian gracias a su poder coercitivo. Por ejemplo: sería cuando los adultos le enseñan a los chicos los buenos modales les guste o no, tienen un poder imperativo, coercitivo de cumplimiento obligatorio.
Para que haya un hecho social debe de haber varios individuo que hayan mezclado, unido sus acciones. Esta combinación, esta mezcla de acciones va a dar surgimiento a algo nuevo.
Para comprender la forma en que la sociedad se representa a sí misma y al mundo que la rodea, hay que considerar la naturaleza de la sociedad misma y no la de los particulares. Es decir vamos a entender a los hechos sociales desde la sociedad y no desde cada individuo, por eso se establece la diferencia entre fenómenos psíquicos y hechos sociales.
También en las reglas del método sociológico, Durkheim destaca el concepto de institución y va a ser todas las creencias y modos de conductas instituidas en la sociedad, es decir por un grupo de personas y Durkheim entonces, va a definir a la sociología como la ciencia de las instituciones de su origen y de su funcionamiento.