sábado, 12 de julio de 2014

Sociología. Pensamiento de Antonio Gramsci

Gramsci desarrollo el concepto de hegemonía y dominación. La dominación va a ser el uso o amenaza de coerción o uso de la fuerza física para imponer orden social a través de la fuerza policial o militar de un gobierno. Pero gramsci va a desarrollar el concepto de hegemonía, porque en una sociedad no solo se puede mantener el orden por la fuerza física, sino también por hegemonía, que va a ser la búsqueda de consenso, es decir una clase social impone al resto de la sociedad un sistema de significados propios, un conjunto de significados de cómo es y cómo se debe estar en el mundo. Es decir, una clase dominante va a imponer su hegemonía, un conjunto de significados, de cosmovisiones, de formas de ver el mundo que va a ser considerado como correcto.
La hegemonía cultural de la clase dominante se impone mediante la educación o sistema educativo, por la religión y los medios de comunicación. Estos tres mecanismos básicos van a educar a los dominados para que conciban este sometimiento como natural, para que conciban esta forma de ver el mundo como natural impuesto por la clase dominante que impone su forma de ver el mundo.
Esto lleva a una neutralización de las clases revolucionarias o populares. Esta cuestión que plantea Gramsci no es una cuestión de estructura que se impone por otra estructura, sino que la hegemonía nunca es acabada y siempre admite rupturas, choques y conflictos de las clases dominadas.
La hegemonía no es un proceso acabado siempre va a crear conflictos y rupturas dentro de la sociedad, va a generar luchas y rupturas. Los sujetos no son estáticos sino que pueden re-significar prácticas y sentidos en torno a la hegemonía que se intenta imponer. Al no ser un proceso acabado pueden surgir movimientos contra-hegemónicos, luchas en torno al sentido y a las prácticas y a todos estos conflictos inherentes a la imposición de una determinada forma de ver el mundo. Los sujetos con diferentes visiones del mundo van a colisionar dentro de la sociedad, generando una realidad cambiante. La realidad no es un proceso estático, sino que está sujeta a la variable del cambio porque hay diferentes intereses en pugna. Los movimientos contra-hegemónicos van a ir en contra de la hegemonía imperante. Es decir puede ser una huelga de obreros, canciones de protesta, literatura, libros, teniendo sentido por estar en contra o en colisión de la hegemonía.
Una huelga puede ser puede ser un ejemplo de movimiento contra-hegemónico, disputando la hegemonía en torno a cómo se debe concebir el trabajo y cuáles son los derechos fundamentales de los trabajadores. Cuando una huelga se hace masiva y se sale del control del Estado, lo que va  a hacer el Estado es poner en movimiento los aparatos coercitivos de represión o dominación, cuando la sociedad corre peligro de una revolución, entran en juego los mecanismos coercitivos de dominación.
Hegemonía = Consenso y Dominación   = coerción.