miércoles, 19 de junio de 2013

Hegel. Desarrollo dialéctico.

Hegel viene a postular que la historia es un desarrollo permanente de la dialéctica que se produce a través de afirmaciones, negaciones, superación de las negaciones, surgimiento de otra negación que niega lo establecido y por último la conciliación del tercer momento dialéctico que contiene a los antagónicos, y así la historia va avanzando a través de la negación que las nuevas formas históricas ejercen sobre las antiguas.


En Hegel hay una continuidad, una linealidad en la historia y cada una de las formas dialécticas que se constituye es una totalidad. Este concepto de totalidad va a ser el más cuestionado en Hegel, por estos cuestionamientos que están muy cercanos a la “Caída del Muro de Berlín”, a la crisis de la URSS y del pensamiento Marxista. Cuando se critica a Hegel se está criticando a Marx. La crítica a la totalidad es el aspecto fundamental que incorpora el posestructuralismo y el posmodernismo. 
El posestructuralismo con pensadores como Foulcault, Anthuser, Derridá, Bartles, Deleuze. Todos ellos vienen a criticar la categoría de totalidad y más van a criticar los posmodernos como Lyotard, Baudrillart, Vattimo. Ellos intentar decir que no hay totalidades en la historia, que la historia es una sucesión de fragmentos. No existe la categoría de totalidad, que la historia es un caleidoscopismo. La historia nunca totaliza porque es una fragmentación constante de infinitos hechos que nunca cierran en un sola idea de totalidad. Critican con esto la idea de totalidad de Hegel y Marx y aproximarla al Estado Totalitario Soviético. Lo que están haciendo con esta multiplicidad infinita de hechos históricos que nunca terminan, es estar defendiendo la pluralidad de la democracia liberal y de mercado.

Hegel es un filósofo que viene a expresar la consolidación de la burguesía europea. Es el filósofo de la revolución Francesa. La burguesía se adueño de toda la realidad. Esta apropiación de todo lo real es la filosofía Hegeliana. No hay “cosa en sí”, como lo había en la filosofía de Kant.
Hegel es el primer filósofo que se hace cargo de la historia del hombre. La historia es la que se tiene que pensar, pensar la historia universal, pensar la historia que el hombre hizo y se piensa desde el sujeto. Hegel es un filósofo idealista e insiste en partir de un sujeto. El sujeto es lo mismo que la sustancia, la materia. Es decir, el sujeto es el hombre, la sustancia es la historia y ocurre que la historia y el hombre se hacen al mismo tiempo. Los hombres hacen la historia, la historia hace a los hombres y la historia de ese sujeto que es el hombre, es el desarrollo autoconciente de un espíritu que es del hombre que se va dando forma a través de la historia y a lo cual Hegel lo llama espíritu absoluto, idea absoluta, saber absoluto. Es el hombre haciendo su historia, para Hegel el sujeto y la sustancia es lo mismo, es la historia humana, es el hombre que hace su historia y esta historia humana se construye a través de quiebres, rupturas de negaciones. Es decir que todo aquello que surge, surge para morir, para romperse y pasar a ser otra cosa. De ruptura en ruptura, de negación en negación, la historia avanza. 
La historia se desarrolla dialécticamente y es el juego que se establece entre las formas históricas surgen, las formas históricas que se desarrollan a partir de esas formas históricas, negándolas, siendo otras. Y finalmente pasamos a un tercer momento en donde hay una superación de lo que viene ocurriendo y se convierte en una totalización que se totaliza para volver a romperse y pasar a ser otra cosa.


La revolución francesa significa el apoderamiento por parte de la burguesía capitalista europea de la totalidad del poder político. Esto se corresponde en la filosofía con un apoderamiento racional de la totalidad de la realidad y acontece en la filosofía de Hegel. La filosofía de Hegel se apropia de la totalidad de lo real en tanto desenvolvimiento histórico. Desarrolla un análisis de la historia humana en su obra “La Fenomenología del Espíritu”.

Para Hegel, Napoleón es aquél que asegura el triunfo de la burguesía. Napoleón es la figura de la universalización del poder burgués. Hegel ve a Napoleón como el espíritu absoluto a caballo. La revolución francesa es el inicio de una nueva era.
Con Hegel la razón se apropia de toda la realidad porque la realidad es la realización de la historia humana. La realidad es el desenvolvimiento dialéctico de la historia del hombre. El hombre es lo que hace. Esta unidad entre el sujeto y sustancia, define al pensamiento de Hegel. La historia y el hombre que la hace es la misma cosa. La materia es la historia y el hombre forma parte de esa materia. El desarrollo que Hegel encuentra en la historia viene de encontrar la libertad del pensamiento y que viene de la reforma Luterana, que es un grito de libertad del pensamiento alemán.


El desarrollo histórico en Hegel es un desarrollo teleológico, es decir con respecto a fines. La teleología es el estudio de los fines. Hegel estudia la finalidad de la historia. Los hechos históricos tienen un sentido, se desarrollan linealmente, la historia es un desarrollo cada vez mayor que la anterior. Cada desarrollo histórico contiene a las formas históricas anteriores y termina en Hegel. Hegel se da cuenta que la historia es toda la realidad del hombre, de un sujeto absoluto, totalizador que es el hombre y la historia que el hombre hace y confluye en el saber totalizador de Hegel “todo lo real es racional y todo lo racional es real”. Toda la realidad es la expresión de la razón. De una razón que se desarrolla, que se constituye a lo largo de esa realidad. Todo lo racional es real, es porque la razón se realiza en la historia.


Si la historia es real, la historia ha devenido racionalmente, dialécticamente, ha devenido porque ha tenido un sentido, porque parte de los griegos y llega su culminación en la centralidad europea.

En el libro “fenomenología del espíritu”; Hegel, desarrolla la Dialéctica del Amo y el Esclavo, en donde plantea el origen de la historia como el origen de las relaciones humanas. Para Hegel “la historia se inicia cuando se enfrentan dos deseos, dos conciencias que desean”. Primero debemos de distinguir el deseo humano del deseo animal. El animal desea cosas naturales para alimentarse, mientras que el hombre desea el deseo del otro, es decir el hombre desea que el otro lo reconozca como su superior, y de esa manera poder dominarlo, someterlo a su voluntad. La conciencia del hombre es deseo, con lo cual esta conciencia se expulsa se arroja hacia afuera. El enfrentamiento de deseos que los hombres desean de que el otro me reconozca como su superior y someterlo, se resuelve de la siguiente manera: los dos hombres saben de su finitud, de su muerte, pero una de las dos conciencias tiene miedo a morir. El que tiene miedo a la muerte, antepone el temor a la muerte a su deseo de ser reconocido por el otro. Al revés aquel que su deseo de ser reconocido es más fuerte que su temor a morir, es el que somete al otro.

Hegel, entonces, definirá al Amo: como aquel que su deseo de ser reconocido por el otro es más fuerte que su deseo a morir. El Esclavo será aquél que tiene miedo a morir y deja de lado su deseo de ser reconocido y se somete al deseo del otro y lo reconoce como su amo.
Aquí Hegel encuentra el inicio de la Historia de la Humanidad.
El esclavo al someterse a su amo, deja en estado de insatisfacción a su amo, porque el esclavo deja de ser un sujeto autónomo y por lo tanto, el amo no tiene reconocimiento alguno, al ser reconocido por alguien que perdió su condición humana al convertirse en esclavo.
El amo queda paralizado ante esta derrota y lo pone al esclavo a trabajar. El amo queda confinado a la pasividad, al ocio y al goce. El amo recibe lo que el esclavo le da, transformándose en un ser ocioso. El esclavo, por el contrario, trabaja para el amo y al trabajar para el amo tiene que trabajar la materia. Al trabajar la materia, el esclavo comienza a construir la Cultura, porque la cultura es el trabajo que el hombre ejerce sobre la naturaleza. El hombre transforma la materia y al transformarla, crea la cultura. 


En la historia de la humanidad, es el esclavo el que con su trabajo para el amo, descubre que él tiene una relación con la materialidad que es creativa, es tan creativa que le permite sentirse más humano que su amo.
En el trabajo que el esclavo realiza sobre la materia descubre su libertad creando cultura. Por lo cual el esclavo ha terminado siendo humano, al contrario el amo confinado a la ociosidad, a la pasividad ha terminado convertido en una cosa, un animal que solo tiene relación con lo que come.


En una relación de amor de dos conciencias libres, la más débil es la que ama más, es decir es la que más se somete en lo que hay en ella de sensible, de emocional. La conciencia que ama menos es la que más domina, manipula. Aquí se observa el juego de las conciencias, hay una conciencia que busca dominar y otra conciencia que termina siendo sometida.


En el desarrollo de la dialéctica hay dos conciencias enfrentadas. Este es el origen de la historia humana. El origen es abstracto porque no ha sucedido nada, solo existe un primer enfrentamiento de la dialéctica que tiene que desarrollarse. El segundo momento de la dialéctica es el de la negación, es decir cuando una de las conciencias logra que la otra se le someta, una de las conciencias niega a la otra y la otra se le somete. El amo somete al esclavo. El tercer momento de la dialéctica es la negación de la negación porque la conciencia que había sido negada niega a la conciencia negadora. El esclavo supera al amo creando la cultura. En esta cultura humana está desarrollada toda la dialéctica formando parte de una nueva figura histórica.
Finalmente, para el desarrollo de la dialéctica hegeliana se desarrolla de la siguiente manera: AFIRMACIÓN – NEGACIÓN – NEGACIÓN DE LA NEGACIÓN = SÍNTESIS superadora de las contradicciones.


El desarrollo dialéctico de la  historia en Hegel, son hechos que van surgiendo, que se van negando, una nueva negación niega a la anterior estableciendo una síntesis superior que va a surgir y a su vez va a dar origen a otro desarrollo. De totalización en totalización, se desarrolla la dialéctica histórica.
Las características y diferencias que hay entre los tres grandes pensadores del idealismo es la siguiente:
En      Descartes,     hay     un conocimiento único y absoluto que el sujeto tenía sobre sí. El sujeto solo tenía el conocimiento de su pensamiento.
En Kant, el sujeto constituye al objeto. Es el mundo de la experiencia posible. El sujeto trascendental es el que le da forma al objeto de conocimiento y ese es el mundo de la experiencia posible solo hay objeto para un sujeto y aquello que el sujeto no puede conocer es el Noúmeno (el mundo de la cosa en sí) que es incognoscible para la razón humana.
En Hegel, la razón idealista llega más profundamente, extensamente que nunca y ahí es la razón la que conoce toda la realidad, porque la realidad es una expresión de la razón. El juego entre razón y realidad es un juego especular. La realidad es razón y la razón es realidad. Este es el idealismo absoluto de Hegel en el que concluye en Él, en un saber total que es su filosofía.
Del pensamiento idealista al pensamiento materialista. Hegel expresa el triunfo de la burguesía. Pero el triunfo de la burguesía lleva al surgimiento de un nuevo sujeto histórico. Y cuando surge un nuevo sujeto histórico el proletariado alguien lo tiene que pensar. El proletariado trabaja con la materia en la fábrica y al trabajar con la materia surge una nueva filosofía para pensar a ese proletariado que trabaja y ese filósofo es Karl Marx y Friederic Engel. 


Marx se va a basar en el esclavo de Hegel, que es el que trabaja la materia y hace la historia y su pensamiento se va a llamar materialismo histórico