miércoles, 23 de mayo de 2012





PROYECTO



MEDIACIÓN ESCOLAR
PARA
ESCUELAS SECUNDARIAS BÁSICAS




DISTRITO SALTO




AUTOR: JUAN CARLOS BOSCOSCURO




AÑO 2012


INTRODUCCION

En el año 2011, comencé a participar como docente en diferentes escuelas secundarias de Salto. Las materias que dicto son Derecho, Política y Ciudadanía y Construcción de Ciudadanía. Materias que tienen relación directa con la formación de futuros ciudadanos y sujetos de derecho. Preocupado por los niveles de agresividad y conflictividad  existente en el alumnado de algunas escuelas en donde concurren jóvenes de barrios carenciados y en frecuentes charlas con otros docentes que manifiestan también su constante preocupación por esta problemática, donde se observan situaciones conflictivas como perturbación de las actividades en el aula por comportamientos de los alumnos que obstaculizan el desarrollo de la tarea; por ejemplo: levantarse o salir del aula sin permiso, conversar mientras el profesor está explicando, molestarse entre compañeros de diversos modos, gritar, escuchar música o el constante envío de mensajes a través del uso de celulares, etc., obligan al profesor a intervenir para restablecer un cierto orden y cuyo resultado frecuente es la disminución del tiempo destinado a enseñar y aprender.
Hace un par de meses atrás vimos en los medios de comunicación masiva, a poca distancia de Salto, en Pergamino como una madre agredía a un Director. Pensamos que esos hechos de violencia e inseguridad solo ocurren en Capital Federal o el conurbano, pero este fenómeno no es casual ni pasajero, sino que de a poco se está instalado en la cultura urbana de nuestra Ciudad, donde las necesidades de consumo, poder y de imagen han adquirido dimensiones hasta ahora desconocidas, en la que también, han cambiado los valores y las formas de encarar las situaciones cotidianas.
En este breve lapso de tiempo en el transcurrir de la docencia me he propuesto asumir el compromiso de ir encontrando soluciones y de alguna manera las voy obteniendo en mi pequeño espacio escolar como es el aula en donde me desempeño. Pero creo que debemos salir del individualismo en el que vivimos e iniciar un compromiso con la sociedad y la comunidad educativa.
Una de las soluciones posibles que vislumbro es iniciar un proceso de aprendizaje de los métodos alternativos de resolución de conflictos, como herramienta democrática, que permite asumir el compromiso de hacernos cargo de nuestras vidas y no esperar que alguien de afuera asuma ese rol. Vivimos inmersos en la cultura de una sociedad paternalista. Desde el momento en que nacemos estamos sujetos a que nuestros padres resuelvan los problemas, luego nuestros maestros y cuando llegamos a ser adultos son los jueces quienes a través de sentencias resuelven los conflictos. Por eso, es necesario iniciar un cambio cultural incorporando métodos democráticos para lograr resultados positivos en el seno  de la sociedad y la escuela; siendo la mediación una herramienta alternativa para poner fin a determinados conflictos, procurando que las partes sean protagonistas e intervengan, asumiendo la responsabilidad de hacerse cargo de sus problemas y resuelvan  sus propios conflictos.

PROPUESTA

LA MEDIACIÓN COMO HERRAMIENTA DEMOCRÁTICA DE RESOLUSIÓN ALTERNATIVA DE CONFLICTOS.

Mi propuesta es poner en conocimiento a todos los actores de la comunidad educativa de la existencia de la mediación, como herramienta para la resolución alternativa de conflictos que nos ayude a entender el por qué de los conflictos adentro de la escuela. Muchas veces, ocurre que la falta de comunicación entre los sujetos escolarizados, sus padres o tutores, los directivos y docentes, abre una brecha que no permite ver los problemas generando que los conflictos perduren en el tiempo, empantanados sin poder salir de esa situación, agravándolos y escalando los niveles de violencia, sin poder encontrar una solución .
Las instituciones educativas deben de asumir el compromiso de apaciguar o poner fin a los conflictos escolares que se generan en su seno, siendo menester, introducir una cultura que facilite el tratamiento eficaz de los conflictos escolares, con la finalidad de que éstos no se traduzcan en un deterioro del clima escolar. Hay estudios que demuestran que los conflictos no tratados a tiempo generalmente terminan escalando hasta llegar a consecuencias destructivas. Reclamos puntuales no escuchados a tiempo derivan hacia cuestiones generales contagiando a otros grupos.
Estos hechos también son causa-efecto de la pérdida del valor de la palabra. La palabra como forma de relación con el otro, de reclamar y de buscar soluciones hoy está devaluada.  Pareciera que un acto violento puede más que mil palabras. Parece increíble que en plena era comunicacional hayamos perdido el valor de la palabra como sanación, como forma de relacionarnos con nuestros semejantes.
Estos son los ejemplos que hoy reciben nuestros jóvenes y hoy lo reflejan. Será tiempo de recuperar el valor de la palabra. Pero recuperar el valor de la palabra supone también recuperar el valor de la escucha, del poder escuchar realmente al otro aún cuando está diciendo algo con lo que no coincidimos, en pensar que pueden existir múltiples verdades subjetivas y no una verdad absoluta. Los grandes relatos históricos han perdido credibilidad. Vivimos en la plenitud de la posmodernidad que reconoce la existencia los pequeños relatos como las diversidades sociales, económicas, culturales, raciales, sexuales, etc. Debemos comenzar a trabajar con los disensos, con lo diferente, la lógica binaria (buenos –malos, culpables- inocentes) pierde sentido y se trabaja en base a la búsqueda de consensos. Estos son los desafíos que debemos asumir en ésta época tan convulsionada y transformadora de la realidad.

LA MEDIACIÓN

La mediación es un método de resolución de disputas aplicable a las situaciones en que las partes en conflicto han llegado a un punto en que la comunicación entre ambas está bloqueada o es muy dificultosa y, por lo tanto, no pueden intentar resolver la desavenencia a través de la negociación directa. Por eso, suele definirse a la mediación como una "negociación asistida".
Es un proceso en el cual un  tercero neutral, sin poder sobre las partes, ayuda a éstas a alcanzar voluntariamente un acuerdo mutuamente aceptable. El mediador no representa ni asesora a ninguna de las partes, sino que colabora en la búsqueda de soluciones al conflicto.  
A partir de esta definición, podemos enumerar sus características:
Es un proceso informal, en tanto no tiene procedimientos rigurosamente establecidos.
Ø Es un proceso estructurado pues tiene una secuencia flexible, recursos y técnicas específicos.
Ø Es voluntaria, tanto para las partes como para el mediador.
Ø Es confidencial: los asuntos tratados no pueden ser divulgados por las partes ni por el mediador.
Ø Es cooperativa: como negociación asistida, las partes deben cooperar en la resolución de su conflicto.
Las partes son protagonistas: el acuerdo a través del cual se resuelva el conflicto o la disputa depende exclusivamente de la voluntad de las partes, el mediador no está autorizado para imponerlo.
La mediación como una alternativa que permite repensar las relaciones interpersonales, aprender el impacto de los actos propios, reconocer el conflicto como multicausal y manejar el enojo personal para poder abrirse a un vínculo más transparente y genuino con el otro.
Es un nuevo espacio de aprendizaje de valores como la cooperación, la solidaridad, del respeto por el punto de vista del otro y la tolerancia, son los elementos fundamentales para fortalecer la convivencia institucional.

MARCO GENERAL Y NORMATIVO.

En el año 1995, el Congreso Nacional sanciona la Ley de Mediación y Conciliación Nº 24.573. Comenzando a tener vigencia en el ámbito de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires. Luego en el año 2010 fue modificada por la Ley 26.589.
En 1996, inicié mis estudios de capacitación en las técnicas de Mediación, en el Colegio Público de Abogados del Departamento Judicial de Mercedes. El curso de capacitación fue dictado por la Fundación Nueva Justicia, cuya Presidente es la Dra. Elena Highton de Nolasco, actual integrante de la Corte Suprema de Justicia de la Nación. Consistiendo en 54 horas de capacitación teórico práctica y 22 horas como mediador observador en Centros de Mediaciones de la Capital Federal. Ese mismo año culmine mis estudios obteniendo el título de Mediador.
En la Provincia de Buenos Aires existe también la obligatoriedad de la Mediación, a través de la Sanción de la Ley 13.951, sancionada en el año 2009.
Con la Ley Nacional de Educación N° 26.206, sancionada en el año 2006 se establece en su Artículo 123: “El Consejo Federal de Educación fijará las disposiciones necesarias para que las distintas jurisdicciones dispongan la organización de las instituciones educativas de  acuerdo a los siguientes criterios generales, que se adecuarán a los niveles y modalidades en los siguientes incisos:
b) Promover modos de organización institucional que garanticen dinámicas democráticas de convocatoria y participación de los/as alumnos/as en la experiencia escolar.
i) Definir su código de convivencia.
j) Desarrollar prácticas de mediación que contribuyan a la resolución pacífica de conflictos.”…

Hoy contamos con  el Programa Nacional de Mediación Escolar, creado por Resolución Nº 503 en Septiembre de 2003. A partir del año 2008 se integró a la Coordinación de Programas para la Construcción de Ciudadanía en las Escuelas. Los fundamentos son los siguientes:

“El Programa Nacional de Mediación Escolar, que se inscribe en el marco de la educación para la democracia, en la paz y en los derechos humanos, tiene como principal objetivo trabajar sobre nuevas estrategias para atender a la creciente conflictividad en la convivencia escolar.  Se basa en la necesidad de promover condiciones que posibiliten el aprendizaje de habilidades para la vida, definidas como aquellas capacidades o aptitudes que permiten afrontar de modo positivo y constructivo los desafíos de la vida cotidiana (OMS, OPS), así como garantizar el derecho de los alumnos a recibir orientación y a que se respete su integridad, dignidad, libertad de conciencia y de expresión.
Este programa plantea que las habilidades para la vida deben incorporarse como parte de las prácticas cotidianas de relación y que su enseñanza y aprendizaje se realiza, en gran medida, de práctica a práctica. Para ello, propone el diseño y la implementación de proyectos institucionales que promuevan la adquisición y desarrollo de estas habilidades en todos los actores de la comunidad educativa como proceso previo a la capacitación de alumnos mediadores por parte de los docentes. Los alumnos mediadores intervienen como facilitadores de la comunicación en la resolución de algunos tipos de conflictos interpersonales entre sus compañeros, promoviendo su abordaje constructivo y no violento. En este marco, la mediación escolar se concibe como una herramienta que contribuye a prevenir la escalada hacia situaciones de violencia y, al mismo tiempo, constituye una oportunidad para formar a los jóvenes para la vida en democracia, la paz y los derechos humanos”.

El mismo consiste en 4 módulos:

1.    Marco General.
2.    Taller de difusión.
3.    Orientación para el diseño e implementación del proyecto.
4.    Actividades para el aula.

Estas son las herramientas para poner en práctica un proyecto de mediación escolar en nuestras escuelas y ayude a capacitarnos y aplicar estas técnicas como un medio para democratizar y pacificar nuestras escuelas.

OBJETIVOS.

El objetivo final de este proyecto es proponer:

v Difundir el Programa Nacional de Mediación Escolar en las Escuelas Secundarias Básicas de Salto.
v Formar en los centros de estudiantes de las Escuelas a aquellos alumnos interesados en utilizar estas técnicas de resolución de conflictos, para ser aplicado entre pares.
v Crear talleres de mediación en las escuelas capacitando sobre las habilidades y técnicas propias de la negociación colaborativa y la mediación a personal directivo y docentes, para resolver problemas entre directivos, docentes, alumnos, directivos y docentes, docentes y alumnos.
v Creación de un grupo de mediación que colabore con los talleres creados en las escuelas, en los conflictos que no pueden ser abordados o resueltos en las escuelas.  El abordaje de estas problemáticas requiere de un trabajo multidisciplinario e interdisciplinario, con lo cual es conveniente que el grupo sea conformado por distintos profesionales en ciencias sociales.


CONCLUSIONES

Es importante señalar que la mediación es una de las tantas herramientas utilizables para la resolución de conflictos suscitados dentro del ámbito escolar, no siendo factible que todas las mediaciones a realizar den resultados positivos, algunas mediaciones culminaran exitosamente y otras fracasaran. Un conflicto será resuelto a través del proceso de mediación cuando ocurran múltiples factores: en primer lugar es necesario explicar correctamente las diferentes etapas por la que transcurre la mediación; en segundo lugar las partes deben prestar consentimiento y someterse al procedimiento por su propia voluntad, no tiene obligatoriedad; en tercer lugar el o los mediadores deben de respetar el principio de confidencialidad de todas las partes. Todo lo que se diga durante la mediación no puede ser divulgado; en cuarto lugar, no hay plazo cierto para arribar a una solución, todo dependerá del tipo de conflicto que esté en tratamiento; no obstante, puede ocurrir que una o las dos partes soliciten que la mediación no continúe o a pedido del mediador poniendo fin a la mediación.  En quinto lugar, es importantísimo aclarar que todos los conflictos no son mediables, por ejemplo: en los casos de violencia o agresión física o psicológica, donde deberá intervenir la Justicia o un gabinete psicológico. Los casos de uso de estupefacientes u otra sustancia que altere las facultades mentales. Otros conflictos graves que el mediador considere que no son tratables en el proceso de mediación.
Para concluir, quiero decir que en el escaso tiempo de mi transitar en el ejercicio de la docencia en la Escuela secundaria, muchas veces me he sentido frustrado cuando ingreso al aula con ganas de enseñar y me encuentro con situaciones caóticas en donde se pierde un valioso tiempo en tratar de apaciguar o calmar a los alumnos y otras cuando durante la hora solo cumplo la función de contenerlos en sus juegos con alto contenido de agresividad. Por este motivo, me parece oportuno comenzar a utilizar esta herramienta que tenemos y que hasta ahora no hemos utilizado. Por ello, debemos comenzar a enseñar y aprender las técnicas de mediación como una alternativa más para la resolución de conflictos dentro del ámbito escolar.

BIBLIOGRAFIA UTILIZADA

*    La Promesa de Mediación – Joseph P. Folger y Baruck Bush.
*    Aprender Mediación – Edward Viyamata Camp.
*    Mediando en Sistemas Familiares – Marines Suares.
*    Mediación: conducción de disputas, comunicación y técnicas – Marinés Suares.
*    Mediación: una transformación en la cultura – Julio Gottheil y Adriana Schiffrin.
*    Programa Nacional de Mediación Escolar.
*    Sí de Acuerdo. El arte de negociar – Fisher Roger y Ury William.

Juan Carlos Boscoscuro
                                                                           DNI: 16.622.093